IVÁN VELASCO GUTIÉRREZ

Entrenamiento personal en Bilbao

Entrenamiento para la prevención de enfermedades degenerativas

Entrenamiento para la prevención de enfermedades degenerativas

https://entrenamientopersonalbilbao.com/blog-entrenador-personal-bilbao-entrenamiento-para-la-prevencion-de-enfermedades-degenerativas/

Una razón más para luchar contra el sedentarismo

¿Sufres de problemas de hipertensión? ¿Tienes problemas articulares? ¿Dolor en la espalda? ¿Dolor generalizado? ¿Problemas articulares en hombros, en los codos o en las manos? Tenemos la solución para evitar la aparición de esos problemas: realizar un programa de entrenamiento para la prevención de enfermedades degenerativas. Si ya padeces alguna de las anteriores enfermedades, la actividad física bien dirigida puede ser vital en tu proceso de rehabilitación.

Introducción

La Salud y la Actividad Física

En la actualidad, el entrenamiento nos permite lograr múltiples beneficios para nuestra salud. En el caso de algunas enfermedades degenerativas se ha comprobado que el ejercicio físico puede ser preventivo y terapéutico. Eso sí, no vale cualquier tipo de ejercicio.

Hoy en día, está muy extendido el hábito de hacer actividad física. En todo el mundo se practican diferentes formas de ejercicios y deportes. Los médicos y otros profesionales de la salud lo aconsejan. Los grandes espectáculos deportivos también fomentan la práctica de ejercicio físico.

Entrenamiento bajo prescripción médica

Pero cuando llega la hora de empezar a entrenar por necesidad, surgen ciertas dudas:

¿Qué tipo de ejercicios debo practicar? ¿Lo estaré haciendo bien? ¿Con qué frecuencia? ¿Tengo que emplear un equipamiento o material concreto? ¿Puedo hacerlo por mi cuenta o es preciso contratar a un entrenador personal?

Recomendación

El entrenamiento para la prevención de enfermedades degenerativas debería tomarse muy en serio. Yo sólo recomiendo hacer ejercicio bajo la supervisión de un entrenador personal. En mi opinión, las clases colectivas y otras actividades de moda (Crossfit, Hit, …) no son apropiadas. No son entrenamientos específicos. No han sido creados según tus características y necesidades. Luego entonces, no podemos decir que sirvan para mejorar la salud.

A) Entrenamiento para favorecer la homeostasis

Equilibrio metabólico celular

  • El pH y los factores que rompen el equilibrio u Homeostasis

Cuando entrenamos rompemos nuestro equilibrio metabólico y se produce la acidosis. Pero, en función del tipo de entrenamiento, vamos a obtener unas respuestas u otras. Si se repite este esquema (Estímulo – Respuesta) varias veces en el tiempo, conseguiremos diferentes adaptaciones. Nuestro organismo habrá cambiado. Se vuelve más resistente frente a nuevos estímulos. Cuando hablamos de estímulos, nos referimos entre otras cosas al componente de carga del entrenamiento. La acidosis es un proceso por el que se da una disminución del nivel de oxígeno en algunos tejidos. Debemos entender la acidosis como un proceso natural.

Estos procesos propician un cambio en el pH de determinadas zonas de nuestro cuerpo.

Controlar este tipo de situaciones es una tarea complicada.

Por esto es indudable la necesidad de contratar a un experto. Una persona capaz de prescribir ejercicios concretos y facilitarte la forma de ejecutarlos. Valorando en cada momento tu performance y controlando tu frecuencia cardíaca.

A continuación añadimos las dos vías fundamentales para la obtención de energía.

  • Basado en el entrenamiento de tipo Aeróbico y anaeróbico

Cuando hablamos de aeróbico – anaeróbico, nos referimos al tipo de vía metabólica que interviene el el proceso para la obtención de energía (ATP). En la vía aeróbica el oxígeno es un componente esencial. Algunos parámetros, como el VO2Max, son estudiados para determinar el nivel de rendimiento de un atleta. Pero, también pueden darnos una información muy útil sobre la salud de la persona.

La vía anaeróbica se divide en dos subtipos. En estas vías es más común hablar del ácido láctico, de los depósitos de creatina, así como del fósforo.

En cualquier caso, y como comentábamos en el anterior artículo, existe cierta interacción entre las vías metabólicas. Por esta razón, creemos que es importante variar nuestro entrenamiento, y a la vez, aprender a ser constantes. Saber que todo entrenamiento tendrá un componente doble (aeróbico – anaeróbico), y solo podemos hablar de predominio.

Ejercicio y consumo de energía

El ejercicio, como actividad que requiere cierto consumo de energía, va a suponer cambios en el organismo. Estos cambios son un aumento del nivel de acidez en algunos órganos, tejidos y en la sangre. Esto sucede más en el entrenamiento de tipo anaeróbico láctico. Se producen cambios van a ser los responsables de una variación en nuestro pH. Lo más increíble es ver cómo el cuerpo se va adaptando frente a la situación estimular descrita anteriormente. Una vez adaptado el organismo, es capaz de mantener nuestro pH en equilibrio durante más tiempo y nos permite lograr niveles de rendimiento mayores.

Últimamente el pH vuelve a tener la relevancia que se merece. Todos sabemos que existe una escala para medir la acidez o basicidad del medio. Pero, ¿cómo seremos capaces de mantener nuestro pH en equilibrio? Es muy fácil. Debes hacer ejercicio físico, descansar y seguir una buena alimentación/hidratación.

  • Control de la nutrición (alimentación e hidratación)
  • Descanso

Entrenamiento para la prevención de enfermedades degenerativas

(Artritis, Artrosis y Poliartritis reumatoide)

Muchos profesionales, científicos y médicos promueven la actividad física para prevenir las enfermedades degenerativas. Se ha estudiado lo beneficioso que puede ser para la salud el simple movimiento. En nuestro caso, cada día estamos más convencidos de ello. Voy a mostrar algunas pautas importantes a seguir si quieres llevar a cabo un plan o programa de prevención.

Pautas para la prevención de las enfermedades degenerativas

  • Cambio de hábitos posturales

El cambio de nuestro esquema postural es necesario, si queremos evitar dolores y trastornos originados por las diferentes patologías. Sentarse adecuadamente, tumbarse y realizar algunos ejercicios sencillos cada día, puede ayudarnos a disminuir la incidencia de este tipo de enfermedades. Se trata de ir variando progresivamente tus hábitos posturales.

  • Ejercicio moderado practicado regularmente

Se recomienda ejercicio de movilidad suave y practicado dos o tres veces por semana. El ejercicio físico pautado es terapéutico en ciertos casos. En cualquier caso recomendamos tener un chequeo médico y acudir a un centro de fisioterapia, si tu enfermedad alcanza un nivel elevado de gravedad.

  • Una alimentación adecuada

Una experta en Nutrición como Beatriz Gete es la persona indicada para asesorarte. La idea es que introduzcas algunos cambios en tu alimentación. Por otro lado, que te impliques más en tu proceso, ya que es el camino que te conducirá a la Salud.

B) Prevención de enfermedades Neurodegenerativas

(Alzehimer, Parkinson, …)

Entrenamiento para ayudar a la prevención de enfermedades degenerativas

Solo un entrenador personal con experiencia sabe el tipo de entrenamiento que debes practicar.

Hay que elegir el tipo de entrenamiento en función del predominio de la vía energética solicitada.

En relación al Parkinson y el Alzehimer quiero destacar el tipo de entrenamiento con predominio del componente neuromuscular. Sin menospreciar el metabolismo aeróbico, ya que recientemente se ha descubierto que también es muy importante para la prevención y la paliación de este tipo de enfermedades.

Nos interesa un tipo de entrenamiento con equilibrio entre el componente cardiovascular y el neuromuscular. Controlaremos el nivel de frecuencia cardíaca con un pulsómetro y el nivel de gasto cardíaco. De esta forma somos conscientes del tipo de predominio.

La relación entre neuromuscular y cardiovascular queda expresada con el término “interacción”. Siempre obtenemos energía a partir de varias vías (aeróbica y anaeróbicas). El entrenamiento conlleva al desarrollo de diferentes tipos de fibras musculares. Ésta es otra de las razones por la que se debe entrenar bajo supervisión.

Una actividad física específica puede coadyuvar a controlar el avance de enfermedades degenerativas como el Parkinson, el Alzehimer y otras, debido a una mejora generalizada en las funciones celulares.

C) Entrenamiento para volver a la normalidad tras una lesión ortopédica

Entrenamiento para la prevención de enfermedades degenerativas 

Algunos expertos creen en la relación entre algunas lesiones y las enfermedades degenerativas. En cualquier caso, no recuperarse bien tras una lesión ortopédica, puede reducir el índice de movilidad. Al final, esto puede tener una repercusión negativa a nivel cardiovascular. Sabemos que hay una relación directa entre la salud cardiovascular y el índice de movilidad.

Para conseguir restablecer una situación de normalidad, después de una rehabilitación, es importante acudir a un profesional especializado.

El entrenador personal controla tu nivel de movilidad. Aplica los estímulos adecuados para que vuelvas a la normalidad progresivamente. Evalúa cualquier situación y te propone la mejor solución a tu problema.

D) Conclusión

Sobre el entrenamiento para la prevención de enfermedades degenerativas

Solo algunos tipos de ejercicios son terapéuticos. Deben practicarse con regularidad, pero sin pasarse. Si entrenas por tu cuenta, no esperes mejoras significativas, por el contrario podrías agravar el problema. Es necesario contar con un entrenador personal que controle tu progreso. En muchos casos con este tipo de enfermedades degenerativas se ha intervenido con un tratamiento médico y ejercicio moderado. Los resultados han sido excelentes y en muchos casos la enfermedad no reincide.

Cada tipo de ejercicio y la frecuencia con la que se practique, supone unos cambios metabólicos concretos. Si sabemos conjugar bien estos ejercicios, el entrenamiento será terapéutico.

Si padeces alguna enfermedad degenerativa o quieres realizar un plan de prevención, debes contactar con algún especialista. Mi consejo es que acudas al médico. Te dirá que hagas ejercicios concretos.

Con toda esa información, contrata a un entrenador personal cualificado y explícale con detalle los aspectos relativos a tu enfermedad. Comienza un programa de entrenamiento específico con él, y seguro que vas a mejorar.

 

Para finalizar el post os dejo otros links sobre el entrenamiento para la prevención de enfermedades degenerativas. Si quieres seguir leyendo, haz “click” en alguno de los siguientes enlaces:

Enfermedades degenerativas y ejercicio físico

La importancia de la actividad física en enfermos crónicos

Ejercicios vs Enfermedades crónicas

¿Qué es el entrenamiento personal?

¿Cómo elegir a un buen entrenador?

Necesito elegir un buen gimnasio

¿Sigues un método de entrenamiento moderno?

Ofertas

Vuelve a la página principal “AQUÍ

Deja un comentario