IVÁN VELASCO GUTIÉRREZ

Entrenamiento personal en Bilbao

Entrenamiento personal y parkinson

Entrenamiento personal y Parkinson

Introducción

En este artículo hablaremos del entrenamiento personal y Parkinson. El Parkinson como una de las enfermedades degenerativas que mayor impacto está generando en la sociedad actual. Destacamos el gran valor de la actividad física en este tipo de casos por los diferentes beneficios que genera.

https://entrenamientopersonalbilbao.com/blog-entrenador-personal-bilbao-entrenamiento-personal-y-parkinson/

La estructura del artículo consta de tres partes que detallamos a continuación.

  1. ¿Qué es el Parkinson?
  2. Fases de la enfermedad
  3. Beneficios de la actividad física para personas con Parkinson
  4. Nuestra propuesta

Muchos expertos, médicos, entrenadores y fisioterapéutas están de acuerdo sobre la importancia de la Actividad Física en lo relativo a enfermedades degenerativas. Actualmente vemos cómo el número de casos de pacientes con este tipo de enfermedades está aumentando. El Parkinson es una de ellas y actualmente es la segunda patología neurodegenerativa más frecuente después del Alzheimer. Nosotros creemos que el entrenamiento personal es una buena vía para conseguir mejorar la calidad de vida de esas personas.

Cuando vamos a entrenar a un cliente con Parkinson tenemos que tener en cuenta diferentes aspectos.

1. ¿Qué es el Parkinson?

Es una enfermedad producida por un proceso neurodegenerativo multisistémico que afecta al sistema nervioso central. La causa podría estar relacionada con un déficit en la producción y secreción de dopamina.

Las personas que padecen esta enfermedad y reciben tratamiento médico pueden llegar a detener el avance de la misma. En este sentido, el entrenamiento también cumple un papel importante. El entrenamiento permite a la persona cumplir con las exigencias de la vida cotidiana.

Existen diferentes tipos de Parkinson. Antes de crear un plan de entrenamiento específico para personas con esta enfermedad, debemos conocer el tipo en cuestión. Del mismo modo tenemos muy en cuenta la valoración de su médico.

Esta enfermedad puede producir las siguientes anomalías y limitaciones:

  • Problemas para hablar y expresarse con normalidad
  • Limitaciones que dificultan el mantenimiento del equilibrio
  • Problemas de coordinación que afectan de forma notable en los ejercicios globales y analíticos
  • Problemas para controlar los movimientos (fallos de retroalimentación que afectan negativamente a la neuromotricidad)
  • Limitaciones relacionadas con la falta de movilidad y el sedentarismo
  • La alteración del ciclo REM y problemas para dormir (insomnio)
  • Otros factores

2. Fases de la enfermedad  

Estadios I – II

En estos estadios o fases la persona aún es capaz de realizar distintos ejercicios. Muestra cierto control motor y equilibrio. En este momento el ejercicio físico cumple un papel fundamental, porque aún puede llevar a cabo con solvencia las actividades propuestas. A continuación, vamos a incluir algunos aspectos que se dan en estos dos estadios.

En estos momentos, el paciente tiene ciertas dificultades para andar. Los movimientos son bastante lentos y aparecen los primeros síntomas de descoordinación. Otro factor relacionado al anterior es la discinesia (trastorno involuntario del movimiento), que también se manifiesta. Por otro lado, se reduce considerablemente el nivel de todas las cualidades físicas básicas. La fuerza en los brazos disminuye de forma evidente. La persona puede sufrir una gran rigidez en brazos y piernas.

  • Lo más destacable sería la descoordinación en algunos movimientos globales como andar.
  • El trabajo postural es otra de las principales exigencias en este tipo de casos.

Para el entrenador personal lo ideal sería comenzar el programa de entrenamiento en estos estadios. Es el mejor momento para conseguir buenos resultados. En estadios más avanzados el entrenamiento no será tan efectivo.

Estadios III – IV

  • La persona posee una dificultad notable para realizar ejercicios globales. En este tipo de movimientos es imprescindible un buen nivel de coordinación intermuscular. También se da una pérdida de equilibrio importante. El ejercicio físico sigue siendo muy importante.
  • La bradicinesia se hace evidente. Es la disminución de movimientos normales o ausencia de los mismos.
  • Los niveles de rigidez o temblor son considerables.

Estadio V

  • Dependencia casi total de un cuidador.
  • Imposibilidad para realizar cualquier movimiento. Pérdida casi total del equilibrio. Los niveles de temblor y/o rigidez pueden acentuarse al máximo.
  • La progresión de la enfermedad varía en función de cada persona. Si se aplica un tratamiento médico adecuado acompañado de ejercicio físico, la persona mejora su calidad de vida.
  • La persona que sufre de Parkinson no siempre llega al último estadio. Existen casos en los que las personas se han estabilizado en alguno de los primeros estadios.

3. Beneficios de la actividad física para personas con Parkinson

Entrenamiento personal y Parkinson

Cualquier persona con Parkinson puede y debería hacer ejercicio físico de forma moderada. A continuación citamos algunos de los beneficios más relevantes:

  • El ejercicio físico estimula la secreción de dopamina, adrenalina y otras hormonas. Regula los niveles de secreción hormonal, pudiendo mejorar la eficacia del tratamiento farmacológico prescrito por el médico.
  • Mejora el nivel de movilidad articular y la capacidad para controlar los movimientos voluntarios.
  • Mejora la motivación en la persona que practica ejercicio físico. Ésto es fundamental para evitar cuadros depresivos.
  • El entrenamiento supone una mejor función respiratoria.
  • La salud cardiovascular mejora a través del ejercicio físico. Este factor es vital si queremos mantener a nuestras neuronas y motoneuronas en forma. Porque, aunque no lo parezca, lo neuromuscular y lo cardiovascular van íntimamente unidos.
  • Mejora el equilibrio y la coordinación tanto en ejercicio globales, como en ejercicios específicos.
  • El trabajo postural es muy relevante en este sentido.

4. Nuestra propuesta | Entrenamiento personal y Parkinson

Nuestra propuesta consiste en introducir cierto tipo de actividades en el programa de entrenamiento. A continuación hablaremos de la facilitación neuromuscular propioceptiva y las resistencias manuales.

Mares y facilitación neuromuscular propioceptiva

Las resistencias manuales y otros ejercicios de facilitación neuromuscular propioceptiva son herramientas muy útiles, para estabilizar a la persona que padece Parkinson.

En este método de entrenamiento se va alternando entre las siguientes fases:

  • Movimientos ayudados

El entrenador y el cliente colaboran en el movimiento. El entrenador personal facilita una correcta ejecución del movimiento.

  • Movimientos con resistencias

Resistencias manuales o máquinas de resistencia variable. Hay otro tipo de materiales que podemos emplear como las bandas elásticas.

  • Estiramientos

Dirigidos principalmente a aumentar el nivel de movilidad de las caderas. La musculatura isquiotibial de nuestro cliente será uno de los objetivos fundamentales para nosotros.

En este tipo de actividades cabe hablar de la importancia de la contracción/relajación muscular. También deberíamos darle mérito a las explicaciones que hacemos sobre los ejercicios, puesto que el aprendizaje es uno de los motores para que la persona mejore. Así se consigue que la persona se involucre más en el proceso.

Lo que conseguimos con estos ejercicios analíticos es prepararle. Posteriormente prescribimos ejercicios globales como la marcha, bicicleta estática y ejercicios con balón.

Ejercicios con resistencias manuales | Entrenamiento personal y Parkinson

Los ejercicios de resistencias manuales suponen mucho más que un simple refuerzo, dentro del programa de entrenamiento.

Muchos fisioterapéutas y entrenadores conocen estas técnicas. Pero el secreto está en saber introducirlas como una parte más en el plan de entrenamiento.

Realizar diferentes tipos de contracción muscular también es muy importante. Esto permite desarrollar nuestro sistema neuromuscular en mayor medida. Del mismo modo que es básico para alcanzar un mayor grado de control del nivel de activación muscular.

Para finalizar quiero volver a destacar el enorme valor del ejercicio físico, para las personas que sufren Parkinson. El entrenamiento personal es una de las mejores vías para mejorar su salud.

 

Si quieres leer otro artículo puedes hacer «click» en alguno de los siguientes enlaces/links:

Precios Entrenamiento personal Bilbao Nutricionista

Enfermedades degenerativas y ejercicio físico

Adelgazar o Bajar de peso

La suplementación en el entrenamiento

La importancia de la actividad física en enfermos crónicos

Ejercicios vs Enfermedades crónicas

Evolución y evaluación en el entrenamiento

Vídeos de Entrenamiento Personal Bilbao

Ofertas

2 comentarios en “Entrenamiento personal y parkinson”

Deja un comentario